¿Cómo elegir la mejor formación in-company para tu empresa?

¿Cómo elegir la mejor formación in-company para tu empresa?

En lo que se refiere a los idiomas, la formación in-company permite poner en práctica los conocimientos lingüísticos de tus empleados para que mejoren su nivel, sobre todo en lo que refiere a la producción de discurso, sin tener que frecuentar academias en horarios incomportables con el trabajo o dedicar su tiempo libre asistiendo a clases. La formación in-company ofrece a las empresas una optimización del horario laboral en que sus empleados aprenden idiomas dentro de su entorno de trabajo y adecuado a sus necesidades. 

De esta forma, estás invitando una entidad externa a que entre en tu entorno empresarial y colabore con tu equipo, por lo que es fundamental tener cuidado al elegir una que se adapte bien a tus necesidades y objetivos. El Observatorio de Recursos Humanos nos deja algunos consejos a tener en cuenta a la hora de elegir:

– Elige una entidad que se adapte a las necesidades de tu empresa. Debes elegir una entidad que diseñe su formación teniendo en cuenta el perfil y los puestos de trabajo de los profesionales que van a beneficiar de la formación, el nivel en que se encuentran y sus necesidades. La prisa de empezar los cursos puede tener a veces consecuencias al largo de la formación por la falta de planificación, es mejor ir con calma y tenerlo todo claro de entrada.

– Que se alinee con tu estrategia. “La formación que imparta la entidad debe estar alineada con la estrategia empresarial y perseguir los objetivos de la organización.” Explica qué quieres conseguir, la misión de tu empresa, cómo quieres hacerlo; si todos remamos en la misma dirección llegarás seguro.

– Que tenga referencias. Asegúrate de que es una entidad de referencia en el sector, que lo hace con calidad y que cuenta con una solvencia técnica acreditable. Es conveniente que la entidad esté acreditada y/o inscrita en el Registro Estatal de Entidades de Formación.

– Que ofrezca un valor y formación competitiva. “Busca el valor añadido para que la formación se transforme en una herramienta de cambio que facilite la consecución de los objetivos empresariales y haga más competitiva la organización.”

– Que cuente con expertos docentes capacitados y con amplia experiencia. Cuando se trata de idiomas, dar preferencia a profesores que sean nativos y que tengan buenas referencias, pide el Curriculum Vitae para estar seguro.

– No dejes que el precio sea el factor decisivo. “No elijas tu proveedor de formación basándote exclusivamente en la propuesta económica. La propuesta técnica debe ser determinante en la decisión, ya que será la que marque la diferencia y garantice el cumplimiento de los objetivos establecidos.”

– Tiene cuidado con las infracciones.Que la entidad de formación o la entidad externa organizadora no haga las cosas bien te puede salir caro: quizás tengas que devolver el importe de la formación que te hayas bonificado o asumir posibles sanciones económicas. Pide referencias y asegúrate de la solvencia de los proveedores de formación.”

Recuerda buscar una entidad que tenga valores que se alineen con tu empresa, pues esto facilitará mucho la relación. Asegúrate de que su prioridad es venderte un servicio que fue diseñado para tu empresa y no un curso de catálogo igual para todos, al final es esa la gran ventaja de la formación in-company, tener una formación a la medida de tus empleados, sus capacidades y tus objetivos empresariales. Vamos, como lo hacemos en Idiomplus 🙂

2017-06-01T07:00:40+00:00