En los días de hoy son muy comunes los ambientes de trabajo multiculturales por lo que la probabilidad de tener a un compañero que no sepa pronunciar correctamente tu nombre o tú el suyo es muy grande. Esto no tiene por qué ser un problema si es corregido desde el inicio, pero cuando ignorado puede llevar a situaciones menos agradables y un poco embarazosas. 

Que alguien que terminas de conocer pronuncie mal tu nombre no es grave, pero si después de 6 meses trabajando juntos la persona descubre que al final te ha llamado mal todo ese tiempo… No solo hace con que sea más difícil hacerlo bien porque ya se habrá acostumbrado a llamarte así, como se sentirá embarazado y con la duda eterna del porqué nunca se lo habías dicho?

Cómo puedes evitar este tipo de situaciones?

  • La primera vez que pase, corrige a la persona de inmediato de forma educada.
  • Dale una manera fácil de recordar cómo pronunciar tu nombre.
  • Sé directo

Cosas a evitar:

  • Esperar demasiado tiempo para decir algo
  • Dar explicaciones detalladas de cómo pronunciar tu nombre, mantenlo simple.
  • Ignorar la gente que no te llame correctamente

Aquí tienes un vídeo que retrata esta situación en las oficinas y que resume cómo mejor actuar (o no) en estas situaciones.

No tienes cómo evitar que la gente se equivoque en pronunciar tu nombre, pero solo tú puedes hacer con que no lo vuelvan a repetir.