Toda empresa, sea del sector que sea y sin importar su tamaño, tiene detrás una estructura organizativa y una forma de trabajar sin la cual no podría ofrecer servicios de calidad. 

Por supuesto, esto también sucede en una agencia de traducción. Si quieres descubrir cómo funcionan nuestros servicios de traducción, no te pierdas nuestro artículo de hoy.

 

¿QUÉ HAY DETRÁS DE UNA AGENCIA DE TRADUCCIÓN? 

El funcionamiento de los servicios de traducción para empresas es más complejo de lo que pueda parecer a simple vista. Desde el momento en el que un cliente realiza un encargo hasta que se entrega el trabajo, tiene lugar un proceso en el que intervienen diferentes profesionales. 

 

  1. El cliente entrega el documento en el idioma original e indica a qué lengua se debe traducir así como el plazo máximo en el que lo necesita. 
  1. El encargo se envía al departamento de gestión de proyectos, donde el responsable se ocupa de asignar el trabajo al traductor idóneo en función del idioma y de la temática del contenido.
  1. El traductor realiza la traducción del texto respetando el estilo y el vocabulario técnico del documento original. 
  1. Una vez terminada la traducción, el texto se envía al departamento de revisión. Aquí un experto supervisa el contenido para asegurarse de que no existen errores ortográficos, gramaticales o de estilo. Este paso es esencial para ofrecer un servicio de traducción de calidad. 
  1. Finalmente, el documento traducido y revisado se entrega al cliente en el plazo acordado.

 

Dependiendo de la complejidad del proyecto, es posible que sea necesaria la participación de otros profesionales:

  • Editor. Verifica el cumplimiento de las normas de estilo y la coherencia del contenido.
  • Maquetador. Se asegura de que la traducción posee el mismo formato que el original, ya sea para su publicación en una página web o para su impresión en papel o PDF. 

 

Como ves, una agencia de traducción no se limita a traducir textos de forma mecánica. En Idiomplus ofrecemos varias modalidades de traducción: 

  • Traducción audiovisual. Para proyectos de doblaje, subtitulación, videojuegos o accesibilidad, entre otras.
  • Traducción simultánea. Interpretación en tiempo real para facilitar la comunicación con tus interlocutores ya sea en una reunión de trabajo o en una conferencia con gran número de asistentes.
  • Traducción técnica. Necesaria para determinados sectores empresariales donde se usa terminología específica, como medicina, derecho, ingeniería, etc.
  • Traducción para web. Imprescindible para toda empresa que desee llevar su negocio fuera de nuestras fronteras.

 

De esta forma, garantizamos que nuestros clientes puedan cubrir todas sus necesidades en el ámbito de la traducción. Si quieres comprobar la calidad de nuestro trabajo, no dudes en contactar con Idiomplus. ¡Te esperamos!

 

Si te ha gustado este post sobre «¿Cómo funciona una empresa de traducción?» seguramente te interesará…