Google, el mayor traductor del mundo

Google, el mayor traductor del mundo

Google ha anunciado en su blog, cuando se celebra su sexto aniversario, que su servicio de traducción en línea conocido por “el traductor de Google”, traduce diariamente lo equivalente a un millón de libros. Es una cifra ciertamente increíble, contribuyendo a acercar personas, empresas e instituciones de todo el mundo. Pero, si esta herramienta es tan potente y nos permite traducirlo todo a nuestra lengua, ¿todavía tiene sentido que aprendamos otro idioma?
La respuesta es sí, seis mil veces sí. Actualmente, se calcula que existen alrededor de seis mil lenguas en todo el mundo, aunque muchas estén en acelerado proceso de extinción. Obviamente, es imposible aprenderlas todas, pero cada una de ellas constituye una forma única de ver el mundo, como ya dijo Federico Fellini. Siempre que somos capaces de expresar la realidad de nuestras vidas a través del lenguaje, lo hacemos con todo el potencial que nuestro idioma nos ofrece, pero también con todas sus limitaciones. Aprender un idioma es establecer una nueva conexión con el mundo, articular de forma distinta nuestra visión sobre la vida y crear conocimiento que de otra forma no lograríamos. Patricia Ryan nos ofrece un ejemplo de ello en su excelente charla sobre la importancia dada al inglés.
A diario, traducir un e-mail o una página web con el Google Translate sí que puede sacarnos de un apuro, y de hecho nos permite acceder a contenidos y a conversaciones que nos estarían vedadas por no dominar el idioma. Sin embargo, a la hora de hablar, de negociar, de establecer una relación en persona, es nuestro cerebro que tiene que saber comunicarse sin ayuda externa. De momento, la única manera de hacerlo es aprendiendo el idioma.

Actualización: Idiomplus lanza un curso de Google Apps

2012-05-03T16:50:00+00:00