Inglés británico vs inglés americano

Inglés británico vs inglés americano

–  ¿Hablas inglés?

– Si

– ¿Cuál?

– …

Es del conocimiento general que el inglés varía según la zona geográfica en la que nos encontremos, siendo que la brecha más conocida se da con el océano Atlántico de por medio, con los EEUU a un lado y el Reino Unido del otro. Hoy en Blog+ exponemos las desemejanzas más notables entre ambos, sin olvidar que entre ellos se suelen entender perfectamente, o casi.

En primer lugar, la gramática.  Los estadounidenses utilizan con mucha menos frecuencia ciertos tiempos verbales, cómo por ejemplo el Present Perfect. De hecho, los ingleses hacen un uso más habitual del mismo y cuando escuchan expresiones americanas con dicho pretérito consideran que está mal empleado y lo califican de erróneo. Igualmente, algunos verbos son famosos por tener un “pasado simple” irregular en las islas de Su Majestad, mientras que el Tío Sam los conjuga regularmente. A nivel de fonética, hay variaciones importantes, y si un Español está poco acostumbrado a escuchar inglés americano el esfuerzo que realizará seguramente será mayor para lograr su comprensión, ya que una de las diferencias que más se pueden apreciar entre ambos es la pronunciación de las consonantes; los británicos marcan profundamente cada una de las consonantes mientras que los americanos las cambian al sonido de una /r/. Además, realizan mucho más énfasis en la segunda mitad de la palabra cosa que los británicos hacen énfasis en la primera sílaba de la palabra.

 

Por último, el vocabulario. En parte, el inglés estadounidense derivó del original británico gracias a la influencia de los colonos de otras naciones que contribuyeron a la creación de un nuevo léxico, dando lugar a palabras cómo cookie , palabra proveniente del holandés, siendo que la Reina suele preferir biscuits con su té (galleta en ambos casos). Este nuevo léxico que tuvo lugar en Estados Unidos hace que haya diferencias más notables con el Reino Unido ya que algunas de las palabras que emplean no son comprendidas en el otro país. Esta relación ha cambiado mucho con la predominancia cultural made in USA, contaminando no solo los demás idiomas pero también el proprio inglés de otros países, habiendo ahora aferradas discusiones en torno a la necesidad de preservar la versión autóctona.

 

Estas diferencias idiomáticas, al mismo tiempo de ser un inconveniente para más de un británico o americano a la hora de comunicarse entre ellos, nos reflejan sobre todo la riqueza lingüística de la lengua inglesa. Las posibles variantes que podemos llegar a aprender, dejando para futuros posts (podríamos haber dicho entrada, pero queríamos subrayar la idea) el análisis de las versiones más locales dentro de cada país, no serán un obstáculo a la hora de comunicar con diferentes nativos. Eso sí, si pensamos en la enorme variedad que tenemos en nuestro propio idioma, quizás entendamos mejor que inglés no hay solo uno.
2013-04-24T12:11:00+00:00