El 97% de los profesores españoles se muestra favorable al uso de la tecnología en la educación, destacando la mayor autonomía y la personalización de la materia dada en función de las necesidades específicas de cada alumno y el aumento de su motivación, revela un reciente estudio. Todas estas ventajas ya las conocíamos, desarrolladas durante el proceso constante de mejora de nuestras formaciones en idiomas para empresas y la consiguiente mejora de la experiencia de aprendizaje de los estudiantes día tras día, basada en la innovación.

Estudio Blinklearning sobre el uso de la tecnología en el aula

Los estudiantes que después de salir de la formación presencial pueden mantenerse en contacto con la lengua que necesitan dominar aprenden mucho más rápidamente que si su aprendizaje solamente se basa en clases de dos o tres horas a la semana. Por lo tanto, en los tiempos libres, en casa o incluso en el trabajo pueden, por ejemplo, poner a tocar en el ordenador o en el móvil la lista de reproducción de podcasts en inglés que el formador ha puesto disponible en la plataforma para ser asesado en cualquier momento, ya que está a la distancia de un simple click.

Además, con la plataforma de elearning en que queda registrado el progreso de los estudiantes, hay ventajas para la propia empresa, ya que puede hacer el seguimiento global del aprendizaje de cada uno de sus empleados.

No nos escucharás decir que la formación online viene a reemplazar por completo la formación convencional, pero que las herramientas digitales simplifican el sistema de educación y añaden calidad al enseñanza es innegable.