¿Los emojis podrán ser considerados un idioma?

¿Los emojis podrán ser considerados un idioma?

No importa si los amamos o si los odiamos, hay que admitir que los emojis están por todas partes. Hay más de 1000 emojis oficialmente reconocidos en circulación. Pocos años después de su introducción en Estados Unidos, los emojis han comenzado a dominar las apps y las redes sociales. Se estima que 6 mil millones de imágenes de emoción se envían en apps todos los días, y más de la mitad de todos los mensajes de Instagram incluyen al menos un emoji.

Emojis, por diseño, hacen un vínculo directo entre la comunicación escrita y el mundo “real”, usando imágenes o iconos (muy convencionalizados). Entonces, ¿cómo debemos considerar los emojis colectivamente? ¿Son una “lengua”, aunque sea una que se utiliza solamente en la escrita? ¿Se puede enviar a alguien un mensaje entero que consiste solamente en emojis? 

Para el profesor de sociología Ben Agger de la Universidad de Texas, el crecimiento de los emoticonos dice mucho sobre cómo estamos limitados cuando comunicamos online. “Los emoticonos traen los matices de la interacción cara a cara o voz a voz, esos matices y sutilezas carecen cuando estás interactuando a través de una pantalla”.

Sabemos que cuando alguien se queda rojo al cometer un error la gente tiene más tendencia para perdonar y pensar “OK, todos cometemos errores, eso es parte de la humanidad”. El quedarse rojo es entonces un factor clave de comunicación en esta acción. Es por eso que Agger defiende que todo esto provoca un replanteamiento de lo que se considera como comunicación humana en sí. Creo que los emoticonos  tienen que contar como un lenguaje” dice. “Esto es lo que nos está enseñando el Siglo XXI, se está expandiendo el significado de lenguaje”.

Por otro lado destacamos también la opinión de Gretchen MacCulloch, lingüista de Internet que dice que el lenguaje se ha trasladado de caracteres más concretos a versiones menos concretas, permitiendo a los seres humanos comunicar conceptos más abstractos. Sin embargo, las mayoría de las señales apunta hacia una carencia de las características de un verdadero lenguaje en los emojis. Por ejemplo, una serie de emojis puede ser interpretada de formas distinta por diferentes personas, tal como los significados de los signos difieren entre diferentes culturas. Además, los emojis no pueden ser conjugados o combinados de manera que funcionen como un verdadero sistema lingüístico. Lo que significa que, aunque son un útil conjunto de de símbolos, no son “un sistema convencional específico para representar el significado abstracto, como el inglés o otro idioma”

Si se adhiere a la más estricta definición de un idioma, emojis ni por asomo se acercan. Sin embargo, si definimos un lenguaje como “un sistema de palabras o signos que la gente usa para expresar pensamientos y sentimientos el uno al otro” los emojis tienen una oportunidad. Independientemente de que si puedes reemplazar un idioma formal, los emojis han evolucionado hasta convertirse en un sistema comunicativo significativo, permitiendo a los usuarios en todo el mundo expresar sentimientos, pensamientos e ideas de nuevas formas visuales. 😉

2017-07-20T08:00:22+00:00