Antes se pensaba que el lenguaje y la musica se desarrollaban en partes distintas del celebro pero, gracias a la tecnologia, ya ha quedado claro que mucho de los dos se sobreponen. Estudios han demonstrado que el entrenamiento musical puede mejorar la capacidad de aprendizaje de idiomas del cerebro y viceversa. Como ejemplo tenemos a Mozart que hablaba varios idiomas, incluyendo alemán, francés e italiano.

El lenguaje y la música comparten su esencia, ambos tienen ritmo, tono, melodía, volumen y pausas. Como aprendices de idiomas, podemos usar esta fuerte conexión de música y lenguaje para nuestro beneficio por varias razones:

– La musica estimula la memoria: Las canciones que escuchamos en nuestra infancia nos han ayudando a memorizar cosas que aún hoy recordamos. Si escuchas una canción en un idioma extranjero una y otra vez, la terminarás sabiendo de memoria.

– Cantar en un idioma extranjero mejora la pronunciación: Cuándo cantamos, por tendencia imitamos los sonidos y el tono. Esto hace con que nuestro acento se haga más fluindo cuando hablamos otro idioma.

– Aumenta el vocabulario y el conocimiento de la lengua: La gran maioria de las canciones utilizan palabras y expresiones coloquiales que generalmente no se aprenden cuando se estudia una lengua.

– Las letras de las canciones ayudan a colocar el vocabulario en contexto: Aprender cómo las palabras son utilizadas en las frases es una parte clave de aprender un idiomas. No podemos saber palabras de memoria sin contexto y esperar obtener fluidez.

– La música es una ventana para la cultura del idioma que deseamos aprender: Esta conecta las culturas y rompe barreras: Flamenco de Andalucía, tango argentino, reggae de Jamaica, punk británico, jazz estadounidense, la lista nunca se acaba.

Elige canciones que te gusten para que las puedas escuchar miles de veces, las aprenderás casi sin esfuerzo y irás desarrollando el idioma que deseas.

Dependiendo de cuanto avanzado estes en un idioma, puedes ver la traducción de la letras de la canción al lado de la versión original y esto te ayudará a descodificar palabras o expresiones que no conozcas. Visualizar las letras en la versión original aún que sea una vez es muy importante, pues además de ayudarte a memorizar visualmente las palabras y aprender cómo se escriben, garantizas que has escuchado bien porque siempre nos podemos equivocar y después es difícil reaprenderlas bien.

Y por fin, no te limites a escuchar, ¡canta!

La mejor forma de aprender un idioma es hablarlo y la mejor forma de aprender una canción es cantarla. 😉