Las personas bilingües tienen más beneficios de los que uno cree, algunos son muy fáciles de percibir y otros se irán notando a medida que pasa el tiempo, ya que el hablar dos o mas idiomas abre los ojos a un mundo nuevo de aprendizaje y ventajas culturales, pero también conlleva a su vez muchos beneficios físicos.

El bilingüismo abre las puertas a nuevos negocios, amistades y culturas de las cuáles podemos aprender a dar nueva forma a nuestra manera de pensar, lo cuál es muy útil para conseguir realizar proyectos innovadores que resalten entre la competencia y negociar internacionalmente de la manera más empática entendiendo realmente lo que nos quieren decir y comunicándonos de una manera fluida para llegar a cerrar importantes negocios a nivel mundial.

Ser bilingüe además cambia la manera en la que el cerebro funciona, incrementando la concentración, la creatividad y por sobretodo el aumento de la rapidez con la que se solucionan problemas. Son ventajas muy beneficiosas para un negocio y es por ello que las empresas cada vez más se preocupan por preparar a sus colaboradores en idiomas, no solo para poder comunicarse con otras empresas sino para enseñarles a pensar diferente y aprender de otras culturas, de tal manera que tengan empleados preparados que propongan nuevas ideas en la gestión del negocio.

Está demostrado científicamente que una persona bilingüe tiene más habilidad de escucha, ya que al haber aprendido otro idioma y haberlo interiorizado tuvo que escuchar atentamente a los hablantes, lo cuál desarrolla en ellos una capacidad para realmente escuchar, atender y entender a las personas no solo en el otro idioma sino también en el suyo.

Además mejora la capacidad de control mental, por lo cual los bilingües son más flexibles y “multitaskers” ( Multitarea ), ya que desarrolla en ellos la habilidad de poder pensar “out of the box” siendo más creativos para poder realizar una mayor cantidad de cosas a la vez.

Otra de las ventajas que tienen los bilingües, es que son mucho menos propensos a sufrir enfermedades de memoria como el Alzheimer, ya que el ejercicio mental que le dan a su cerebro es mucho mayor al de un monolingüe.

En conclusión, el hablar más de un idioma es sumamente beneficioso para las personas tanto en lo personal como en lo laboral, y a su vez hace que las empresas de hoy se den cuenta de la importancia que es tener preparados a sus colaboradores en más de un idioma, no solo para negociar con profesionales que hablan otra lengua sino también para tener trabajadores más productivos, rápidos y eficientes.

No esperes más y pregúntanos, sin compromiso, por nuestros planes de formación especializados para empresas en 7 diferentes idiomas; Inglés, Portugués, Italiano, Alemán, Francés, Catalán y Castellano, los cuáles son adaptados al lenguaje que maneja tu negocio e impartidos in company de la manera que más os convenga.

Idiomplus tu partner global de idiomas.